La cocina

 
 

Una escena en la que se unen sensaciones, emociones, saberes, gestos, rituales. La casa, su arquitectura, las flores, la mesa servida, los libros en la biblioteca, los libros en la mesa, los platos, la comida misma; todo ese conjunto de aromas, de sabores, de historias contenidas. Nos reunimos a comer, a celebrar, a cocer recuerdos. 

Una invitación a dejarte sorprender, a despertar la curiosidad de niño y a confiar en nosotros durante toda la visita. Aquí queremos crear un lugar fantástico donde el tiempo se detiene, las flores, la librería y la cocina trabajan juntas, se unen, se enriquecen entre sí para agasajar a los invitados. Una invitación a redescubrir con nosotros la historia del comer —de sentarse en una mesa— atravesando relatos convertidos en libros, culturas, costumbres y saberes del mundo.

Un rincón donde el encuentro es posible: la cocina aprende de la literatura, y crea platos inspirados en libros y autores del mundo. Cada plato contiene una historia. Cada plato es una historia. En Casa Cavia nos preguntamos y te invitamos a preguntarte cómo se enlazan las letras y la comida, qué historias inspiran platos, qué platos inspiran historias.