La librería
Ampersand / Ana Mosqueda

 
 

La idea sobre la que se estructura la librería de Ampersand es la de mezclar también allí el pasado con el presente, a través de la lectura libre en el café y la compra de obras para el disfrute en casa. Por un lado, se ponen a disposición del público libros actuales y clásicos (de la biblioteca personal de Ana Mosqueda), que pueden llevarse para ser leídos en cualquier rincón de la casa: catálogos de arte, literatura, libros para niños (como la colección completa de M. E. Walsh). Por otro, se exhiben títulos para la venta: libros compuestos por imágenes, otros por palabras y muchos con ambas, pero todos bellos, y curados con un criterio editorial que apela a diversas pautas, como el color, el tema, el lugar donde se desenvuelve la trama, la similitud de forma y tamaño, o simple y llanamente el gusto por el objeto-libro.